lunes, 9 de noviembre de 2009

Hay ocasiones en q una se enreda tanto en creer q cuando nos damos cuenta y queremos abrir los ojos en realidad solo hemos perdido la conciencia de lo q pudo ser.






Yo ya no creo más.....
en realidad deje de querer...
deje de creer...

deje de besar al aire y de amar el mar...
deje mi barco tirado en algún sitio y no me interesa regresar...

Yo ya no creo más...
en realidad deje de creer
en q mañana saldría el sol,
y q tal vez... solo tal vez...
podrías regresar con una nueva sonrisa...

Yo ya no creo más...
en realidad no he visto el cielo,
y ya es tanto mi desapego por esta realidad...
q ni siquiera hay lágrimas q den vida a mi soledad.

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Arriba ese animo...!

Cuando se derrumba todo nuestro escenario hemos de estar alerta, pues quizás (solo quizás), nuestro dolor nos impide ver ese nuevo escenario que quizás tenemos delante de nuestros ojos y que, a lo mejor, es mas bello que el anterior.

Besos..!

De cenizas dijo...

No se debe de dejar de querer ni de creer porque se haya equivocado una vez, o dos, o mil. La perseverancia, la fe, la ilusión, la esperanza.... son el camino para en contrar EL AMOR.


BESOS

Aire de Alhena dijo...

No dejes de admirar las rosas porque una de sus espinas te pinchó.
No dejes de creer, no dejes de querer.

Un abrazo con cariño.