miércoles, 2 de diciembre de 2009


Nuestra mente alcanza caminos impensables

En ocasiones los caminos de nuestra vida nos llevan a un sitio o a otro sin darnos cuenta el porq o el como hemos llegado a ellos, y sin mas, los estamos cruzando, tratando de llegar a la siguiente vereda, yo esta ves me he quedado sentada, y de a poco doy algunos pasos, solo pocos la verdad, porq no quiero q este camino q estoy recorriendo llegue a ningún otro lado, estoy contenta y muy agusto con todos ustedes.

Los quiero!!


Gracias Jose Jaime por demostrarme q si puedo escribir cosas interesantes y por dejarme ser parte de tu lucha diaria.

11 comentarios:

Kimbertrancanut dijo...

Amiga, siempre digo que somos la condición de una consecuencia o viceversa...pienso que debemos ser lo que intentamos ser en el umbral de cualquier camino...a veces dar pasos y otras estacionarte y simplemente observar el cambio de estaciones...
Besitos y abrazos en el camino

Paco Alonso dijo...

Tratando de llegar a nuevas veredas se hace camino en la vida, caminando siempre, caminando.
Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Cornelivs dijo...

Y nosotros a ti, querida amiga.

Eres una delicia...

¡Besos enormes...!

Diego Jurado Lara dijo...

Esa es una verdad que no se puede discutir, y eso es la actitud que se debe adoptar. Me gustó el texto.
Un beso

Mariela dijo...

Hola Siab, creo que nada es casualidad,todo tiene una razón de ser,cuando llegamos a tal o cual sitio como dices es por q que precisamente ahí encontraremos algo nuevo que aprender, o alguna respuesta a un sentimiento nuestro, o quizá palabras de aliento,algún mensaje,etc, algo que en ese momento estemos necesitando y que nos es siempre de gran ayuda...

Te dejo un beso
y un gran, gran abrazo....

Yob dijo...

Me gusta, podemos elegir donde queremos estar y así como en muchas partes de nuestra vida corremos con valor para alcanzar una meta, a veces debemos estar serenos para disfrutar de lo que vivimos.

Un beso Sylvia.

Jose Jaime dijo...

¡Vaya! no me lo esperaba, gracias por dedicarme el post.

Yo tampoco quiero se tuerzan los caminos, pero si es inevitable que todos estos momentos se vivan tan intensamente como ahora.

Lo que escribe es interesante y todos juntos podremos con esa lucha.

Abrazo

De cenizas dijo...

Se puede andar sin alejarse de la felicidad... si se lleva dentro.


besos

Militos dijo...

Querida Sylvia: voy a estar fuera de Madrid unos diez días, en Cádiz con una de mis hijas, Esther, que tiene un nene de tres meses y tengo muchas ganas de verle. Desde allí tendré acceso a internet, pero contaré con menos tiempo, siempre que pueda te leeré y ya sabes que puedes escribirme cuando quieras.
Este post es muy hermoso, se te ve con ilusiones y me alegra mucho.
Ya hablaremos, preciosa.

Besitos

Lo bueno es que me voy sola, así que haré lo que quiera por primera vez en mi vida.

MAR dijo...

Yo estoy feliz de que tú estes feliz.
Gracias por tu cariño, amistad y COMPAÑÍA.
Te quiero mucho.
mar

Militos dijo...

Jajaja... Sylvia, he leído mi comentario anterior que te escribí el día que me iba a Cádiz y me río por eso de: "haré lo que quiera por primera vez enmi vida." y nada más legar me caigo por la escalera, aquí me tienes, como te dije en el otro blog, hecha un puro dolorcito.
Un beso grande