domingo, 17 de enero de 2010


Gustosa vengo a comerme tu piel y desenredar en el silencio estas ganas q tiene tu sexo de adentrar en mi deseo...

Gustosa vengo a saborear el sudor de tus entrañas y revolcar con fuerza la grandeza de sentir tu mirada...

Gustosa vengo a enfrentarme con el poder de tu sexo y asi dejar tranquila a la noche cuando terminemos con este derroche.

16 comentarios:

Montxu dijo...

Bellos sentimientos.


Agur un saludo.

MiLaGroS dijo...

Muy sensual. Un abrazo

Silencios dijo...

Eres toda sensualidad y ternura, mi princesa del alma

Besos siempre

Jose Jaime dijo...

Fuerte y verdadero, sensualidad al limite.

Abrazo

Perfecto dijo...

Sensualidad y delicada sensibilidad, dos cualidades que te adornan.
Maravilloso poder sentir de esa forma.

Un abrazo siempre.

De cenizas dijo...

Gustoso te leo y pienso... dichoso aquél que es el mencionado...


besos

Be dijo...

Un gusto es leer un poema tan lleno de pasión y sensualidad.

Un abrazo!

Cornelivs dijo...

http://cornelivs.blogspot.com/2010/01/1-aniversario-del-manifiestro-por-la.html

Imposible detenerme, amiga. En el enlace de arriba encontrarás mas información.

Gracias por anticipado y un enorme abrazo.

Ana dijo...

Que fuerza y que sensualidad derrochan tus letras de hoy...

Muchos besitos preciosa.

Aire de Alhena dijo...

Me ha gustado mucho este derroche de pasión.

Abrazos con cariño.

Caronte dijo...

Tremenda y dulcemente sugerente...

Blanka dijo...

Sensual, provocador, tierno, muy sugerente si señora!!
Un besito

Mª JOSE.(ALIAS LA BLASA) dijo...

Que belleza silvia..es para enamorar.graias por tu comentario,pero hay algo que bloquea mi mente y he de descubrirlo.
Gracias por estar.MJ

Mª JOSE.(ALIAS LA BLASA) dijo...

Prinesa,no me salen tus actualizaciones.....

beker dijo...

Pasión a raudales... besos

Juan Antonio dijo...

Gustoso vengo a ti, mi amor, que de tanto soñar contigo he construido un mundo donde sólo estamos tú y yo, nadie más, juntos viviendo con intensidad todo lo que guardamos en nuestros corazones. Allí, en ese mundo tejimos una suave manta de amor que hemos abrigado con la calidez de nuestros besos, donde abrazados miramos la luz de la luna y dormimos sin miedo, creyendo que al despertar seguiremos juntos, pudiendo levantarnos felices de poder mirarnos a los ojos. y gustoso me voy…esperando tu regreso…besitos