sábado, 29 de mayo de 2010



Y recorro el camino como si este me fuera a absorber por cada paso q doy,
no hay forma de escapar ni de mirar atrás...
empiezo a trepar los arbustos y siento como me arañan los brazos,
las piernas, la cara... 
Y sin mas la sangre recorre mi cuerpo...me desangro y no puedo parar de correr
quiero salir a un nuevo mundo, un espacio donde no haya nada ni nadie...
cada gota de sangre es una puñalada en el alma...
el alma duele... el sentir duele... las ganas de estar duelen...
y no hay nada q hacer... mas nada y sin nada me quedo...

Quedarme... así ... estática y sin movimiento alguno...
el respirar duele, tu voz me duele...
caigo al suelo...no puedo mas...
el ultimo suspiro...este ultimo suspiro...solo es para exhalar tu aliento...

5 comentarios:

Caronte dijo...

Qué agonía... Precioso texto, como siempre
Besos

Cornelivs dijo...

Asi es, querida amiga. El alma duele, los sentimientos duelen. A veces...demasiado.

Pero te mando mi beso y mi enorme abrazo, con mis mejores deseos...!

De cenizas dijo...

No sirve correr, huir, si el problema lo llevas dentro.... ¡vomita!



besos

Pedro Aros Castro dijo...

Un instante difícil de enfrentar, pero que a veces nos fascina, somos nosotros escapando de nosotros, felicitaciones
saludos

Kimbertrancanut dijo...

La vida duele y el transcurso es un duelo que al final se agota...Abrazos animados, sin dibujos