viernes, 4 de octubre de 2013


En ocasiones no suele ser difícil  penetrar tu mirada cuando ésta me regala el placer mismo de sentirme mujer, perderme en ti, silenciando palabras prohibidas, resguardando el más mínimo detalle que me delate, cerrar los ojos tan fuerte para que no veas en ellos lo que siento...
Lo que siento...
En ocasiones penetrar en tu piel cuando ésta me regala el placer de albergar mis mas grandes deseos de vida, de sentirme viva... Suele ser el regalo mas grande del cual aferrarme para seguir de pie...
Para seguir de pie...
En ocasiones más vale callar, resguardar, poner una barrera inmensa para que no salgan palabras que te hagan salir corriendo, para que te quedes aquí conmigo... para hacerme sentir mujer.
Para ser mujer...

No hay comentarios: