domingo, 16 de marzo de 2014


Tengo un infierno entre mis piernas para adorarte sin moral y sin razón, un infierno donde el demonio me envuelve en la lujuria que absorben tus sentidos y así devoras cada uno de los segundos donde mis ganas reclaman tus ganas.

No hay comentarios: